Estómago lleno, corazón contento… ¡Y más en invierno!

A pocos meses de la llegada del invierno, queremos compartirte un secreto: si deseas que tus colonias lleguen a primavera, ¡hazlas engordar! 

Siendo la malnutrición por la falta de polen -principal fuente de proteínas, vitaminas y grasas- una de las principales causas de muerte en invierno, es vital establecer un plan de nutrición balanceado: 80% de miel -fibras, proteínas, grasas y minerales- y 20% de polen -azúcar y agua-. 

¿Cómo? ¡Sencillo! Jarabe y suplemento de polen.

Esto las ayudará a ahorrar esfuerzo en la recolección del néctar y les permitirá centrar sus energías en mantener la temperatura de los nidos de crías y construir/estirar los panales. Al haber acumlado en sus cuerpos adiposos importantes reservas de grasas y proteínas, estas serán capaces de superar el invierno y generar alimento suficiente para las primeras larvas de la primavera.  

En caso de existir malnutrición, esta se presentará en 3 fases:

Fase I

  • Disminución de la producción de jalea real.
  • Cese de la cría de zángano y disminución -o cese- de la cría de obrera.
  • Gasto de las reservas corporales.

Fase II

  • Pérdida de músculo y adelgazamiento del abdomen – mayor vulnerabilidad a la nosemosis y otras enfermedades digestivas-.
  • Fallos hormonales y de defensas.
  • Disminución de tamaño y daños corporales.

Fase terminal:

  • Recolección de Instinto de falsos pólenes: piensos animales, harina, aserrín, Etc.
  • Muerte.

¿Qué esperas? ¡Cuida tus colmenas… hazlas engordar! 

Con información de Campo Galego y La tienda del apicultor.

Enlaces:

https://www.campogalego.com/es/la-importancia-del-polen-en-la-alimentacion-de-las-abejas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *