Miel contaminada

Es un hecho: el uso de neonicotinoides es nocivo para las abejas. Pero, para nuestra desgracia, su efecto va más allá. En el año 2017, la revista Science en un artículo sobre los efectos de estos plaguicidas sobre la miel indicó que al menos tres cuartos de las mieles producidas en el mundo tienen presencia de neónicos.

Conforme a esto, cabe preguntarse: ¿nuestra miel está contaminada?

La contaminación de la miel puede darse por diversas vías.

En el caso de la contaminación por metales y plaguicidas, puede darse por dos razones: la ubicación de nuestro colmenar en una zona contaminadas -aire, suelo o agua- o por el contacto de nuestras abejas con plantas en la misma condición. Por otra parte, la contaminación por antibióticos resulta más directa: esta ocurre por la aplicación del mismo tratamiento.

Dado los altos índices de contaminación, debemos ser observadores frecuentes y minuciosos de nuestra miel. Para esto, debemos realizar periódicamente un análisis que nos permita detectar la presencia de posibles contaminantes. 

Por ello, con la ayuda de Gloria Montenegro, profesora titular de la Pontificia Universidad Católica y editora del Manual Apicola del INDAP, conoceremos los métodos analíticos de detección contaminantes:

En el caso del análisis del contenido de metales, la muestra debe ser deshidratada y luego sometida a un proceso de digestión mediada por ácidos inorgánicos que permite destruir la materia orgánica de la miel. En seguida, el residuo que se obtiene al finalizar este proceso debe ser resuspendido hasta obtener una solución que permite la determinación de los metales en un equipo adecuado (Equipo de espectrometría de masas con plasma acoplado inductivamente ICP-OES). Para el caso de los pesticidas y antibióticos, las muestras deben ser sometidas a un proceso de extracción en fase sólida, en donde dichos compuestos deben ser aislados y purificados del resto de los constituyentes de la miel. Una vez aislados, estos deben ser colectados y analizados mediante Cromatografía Líquida asociada a detector de masa o equivalente.

Con información de INDAP y N+1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *