Sonidos que dan gusto

¿Te sorprendería si te dijera que las plantas también pueden escuchar?

¡Pues sí, es así! Esto fue descubierto por Lilach Hadany, investigadora de la Universidad de Tel Aviv, al exponer a un grupo de plantas a varios sonidos, de los cuales solo hubo respuesta a uno: el de las abejas.

Hadany y su equipo de investigadores notaron que las plantas aumentan su nivel de néctar al escuchar el sonido de las alas de las polinizadoras, siendo capaces incluso de diferenciarlo de otros.

La investigadora atribuyó esto a la necesidad de las plantas de atraer a más de un polinizador para incrementar sus oportunidades de reproducirse. A su vez, la investigación arrojó que las abejas preferían aquellas plantas que eran más visitadas.

¿Quien lo diría? No solo nosotros disfrutamos de la buena música.

Con información de National Geographic.

Enlace:
https://www.nationalgeographic.es/ciencia/2019/01/las-flores-escuchan-el-zumbido-de-las-abejas-lo-que-hace-que-su-nectar-sea-mas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *